jueves, 9 de junio de 2011

Una plantilla corta para dejar sitio a la cantera

Tengo que reconocer que soy un ferviente seguidor del axioma que da título al post. Y cuando escuché a Marcelino afirmando que esa era una de las cosas que quiere poner en marcha para el próximo año, me dio bastante alegría. 

Siempre he pensado que, para un equipo con la cantera bien trabajada, hacer eso, tener un número justo de profesionales para dejar un hueco a los filiales, es la forma más eficiente de gestionar una plantilla. Eficiente en lo económico y también en la implicación de los futbolistas. Lo del tema económico es evidente. A menor plantilla, menor carga salarial, ni más ni menos. Esto no tiene más vuelta de hoja.Y respecto a la implicación, el hecho de tener una plantilla corta, dando por hecho que se cuenta con todos sus miembros, reduce la distancia entre titulares y suplentes, mucho más cuando se disputan tres competiciones, ya que la sobrecarga de partidos va a hacer que todos tengan su oportunidad. Y de modo continuado.

El gran problema de este modo de hacer las cosas se produce en caso de lesiones, de rachas de lesiones como las que hemos sufrido en el Sevilla en los últimos años. Si tienes una plantilla corta y se te lesionan varios jugadores de un golpe (mucho más si la racha se ceba con una línea en concreto), pues pasa eso, que tienes un problema importante. Sin embargo, si el equipo en cuestión cuenta con una cantera bien trabajada, ese problema se convierte en la oportunidad dorada de dar paso a los jugadores más jóvenes para que se vayan haciendo al primer equipo. 

Se trata de una apuesta arriesgada que requiere de un trabajo serio y continuado. No es fácil tener siempre concentrados a todos los jugadores. Se necesita a un entrenador capacitado para mantener esa implicación. Además, también se requiere que los futbolistas sean polivalentes, para poder suplir las posibles bajas cambiando de posición a dichos jugadores. Además, como he dicho antes, es imprescindible que la cantera esté bien trabajada. Y no sólo eso, sino además, e incluso casi más importante, que haya perfecta sintonía entre los entrenadores del primer equipo y del filial, para que los métodos de trabajo sean parecidos y los chicos jóvenes que suban en un momento dado, pues lo hagan con mayores garantías y sabiendo lo que se van a encontrar. De ese modo, además, se les facilita la transición.

Todo esto no es algo fácil, más bien al contrario. Requiere de un alto grado de profesionalidad, de mucho trabajo y de un método minucioso. Pero no es nada nuevo. Ni imposible. De hecho, el Barcelona ha ganado este año la Liga, la Champions y fue finalista de Copa con un aplantilla de 17 jugadores, que se amplió a 18 con la llegada de Afellay en el mercado de invierno. Y ya sabemos que, hoy día, mentar al Barcelona es mentar el éxito. Dieciocho jugadores solamente es una barbaridad para tratar de ganar las tres competiciones.   Pues ahí los tienen. Y, de paso, dándole minutos (muchos minutos) a jugadores del Barça B que, por otra parte, han aumentado considerablemente su cotización gracias a esas participaciones en el primer equipo (véase, por ejemplo, Thiago Alcántara) ¿Hablábamos antes de eficiencia económica? Ahí tienen otro argumento. Para colmo, el filial hizo una temporada sensacional en Segunda de la mano de Luis Enrique. Recordemos, además, que el año pasado el método fue el mismo, y de la cantera salieron tipos como Pedro o Busquets, casi nada. 

Por eso, el hecho de que Marcelino haya hablado de un método basado en esta forma de trabajar un equipo me ha parecido sensacional. Y mucho más sabiendo todo lo bueno que tenemos en nuestro filial. 

Esperemos que no se quede sólo en palabras. 

2 comentarios:

Nacho Mateos dijo...

Ojalá que no se quede sólo en palabras, porque hoy somos lo que somos gracias a Reyes, Sergio Ramos, Jesús Navas... etc, cosa que es un crimen olvidarlo.

Y los que vienen empujando fuerte: Luís Alberto, Rodri, Campaña, Dani Jiménez... etc, merecen un respeto.

Felicidades por el post.
Saludos.

Juan Angel de Tena dijo...

A mi tambien me gusta.
En cualquier caso, el tener esa plantilla mas corta que de margen para trabajar con la cantera, en el caso que Dios no lo quiera venga una plaga de lesiones, ya vendran las pedras a saco...

Ojala que no y que la cantera tenga esta temporada el sitio que merece en el 1º equipo.
Un fuerte abrazo amigo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política