lunes, 5 de diciembre de 2011

De la vergüenza a la esperanza, pasando por la pena

Este ha sido un fin de semana extraño para mí. Y complicado. Normalmente, los fines de semana los dedico a la familia y me desconecto por completo de todo lo que huela a redes sociales. Sin embargo, ayer estuve entrando de vez en cuando, ávido por leer algo, interesado en cualquier cosa, esperando la reacción de los blogueros, no sé, me apetecía saber de los demás. Es curioso porque, cuando en su día abrí el blog, pensé que era un modo sensacional de dar salida a lo que uno lleva dentro, de compartirlo con otros, pero sin comprometerse. Total, basta un click de ratón para hacer que todo desaparezca, como si nunca hubiese existido, como si hubiese sido un sueño. Sin embargo, las cosas no son así, y uno acaba cogiéndole cariño a personas con las que nunca ha siquiera estrechado las manos. Y entre la tormenta que el viernes desataron las palabras de Jesús Alvarado y la muerte de Giulio Guerrera el sábado, no fui capaz de desconectar como siempre hago los fines de semana. 

Lo que dijo Jesús Alvarado me molestó bastante, y quise dejar clara mi posición al respecto en este post. Intenté hacerlo de la manera más respetuosa posible, ya que pienso que es así como deben hacerse las cosas. De hecho, lo que me provocó indignación fueron las palabras, el modo de decirlo, no lo que efectivamente dijo, no lo que este señor quería expresar. Y tengo que reconocer que si mal me sentaron esas palabras, mucho peor fue lo que vino después. A pesar de que esperaba una reacción más o menos contundente de una parte de la gente que anda metida en este mundillo de las redes sociales, lo que ocurrió superó todas mis expectativas hasta el punto de hacerme sentir vergüenza. Vergüenza ajena. Y si no compartía la forma en la que habló (escribió) Jesús Alvarado, mucho menos lo hago con la indignante cadena de insultos y descalificaciones que vino a continuación. Me pareció increíble. Fue como si se hubiese destapado la caja de los truenos. Como si hubiera una multitud de personas esperando la más mínima ocasión para cargar con todas sus armas contra uno de los nuestros. Porque, a pesar de que, en un momento dado, Jesús Alvarado se haya pronunciado de un modo que a mi me parece del todo fuera de lugar, él no deja de ser uno de los míos. Un sevillista que utiliza las redes sociales para defender al club al que todos queremos. Y lo hace con vehemencia, a capa y espada, utilizando un lenguaje contundente que a veces, como en esta ocasión, llega hasta a ofender. Vale que se llame la atención a alguien cuando uno considera que se ha pasado. Pero de ahí a lo que vino después va un mundo. 

Hubo blogueros que reprobaron la actuación de Alvarado con muchísima clase, como José Manuel Ariza, o Carlos Romero, o el Papi Magase (por poner algunos ejemplos, los hay más), aparte de otras personas que comentaron en blogs, en Twitter, etc. Y a ellos me uno, o al menos de esa manera quise reaccionar también yo. Eso me consuela, porque, de otra manera, en estos momentos me estaría planteando dejar de escribir y cerrar este blog. En mi post de respuesta, decía que no quería mezclarme con gente que emplea un vocabulario y unas expresiones tan hirientes como las que utilizó Jesús. Pero mucho menos (muchísimo menos) con esos otros que saltaron a la yugular del modo en que lo hicieron. Ya digo que me sentí avergonzado hasta el punto de arrepentirme de escribir aquel post.Yo no quiero ser así. No quiero ser uno de esos. 

De todos modos, todo quedó en una estupidez cuando el sábado nos enteramos de la muerte de Giulio Guerrera. Para esto sí que todo el mundo se unió y fue unánime en su reacción. ¿Qué mejor manera de demostrar lo que decía antes? Que todos somos lo mismo, que Alvarado es uno de los míos, igual que todos los demás. Cuando Alvarado dijo lo que dijo, unos se revolvieron del modo tan indignante que comenté antes. Otros trataron de reaccionar con igual contundencia, pero con muchísimo más respeto. Y otros no dijeron nada. Muchos de ellos porque conocen a Jesús y lo que le tengan que decir se lo dirán en persona. Pero todos, absolutamente todos, reaccionamos de igual modo con la muerte de Giulio. 

Y sentí pena. Mucha pena. Sobre todo por el fallecimiento, pero también, o por motivo de este, porque no puedo sentir otra cosa cuando veo al sevillismo desgajado del modo en el que lo está. 

Vuelvo a repetir, yo no soy de nadie, soy del Sevilla. Y cualquiera que sea del Sevilla es uno de los míos, me da igual quien sea, de donde venga, la edad que tenga o lo que opine de según qué cosas. Si alguien tiene un comportamiento fuera de lugar, pues se le dice, con educación, y ya está. Y si, a pesar de eso, sigue en sus trece, pues se le deja con sus cosas y aquí paz y después gloria. Con no leerle o seguirle es suficiente. Es lo que pienso hacer con Jesús Alvarado. Porque, insisto, yo no soy de nadie. No pienso entrar en ninguna guerra, no estoy dispuesto a se me encasille al lado o en contra de nadie.

Yo soy sevillista y los sevillistas son los míos. 

La muerte de Giulio Guerrera nos debería hacer recapacitar a todos. Deberíamos darnos cuenta de que esto no puede seguir así, que estas cosas sólo hacen que perjudicar a nuestro bien mayor, el Sevilla FC. Que cuando hemos estado unidos, hemos sido invencibles. Que hay algunos (muchos o pocos, no lo sé) por ahí afuera haciendo lo imposible por dividirnos, porque saben que ese es un buen primer paso para derrotarnos.

Giulio era un hombre querido que aunaba esfuerzos, que no se llevaba mal con nadie, que respetaba a todos y era respetado por todos. Era todo un señor, un auténtico caballero. Y lo dice alguien que lo conocía más bien poco, pero al que no le hizo falta más para saber de qué corte era.

Y, efectivamente, alrededor de su persona se reunió todo el sevillismo de la red. Justo después de la gran tormenta. Justo después. 

Ya sé que esto es predicar en el desierto, pero creo que merece la pena el esfuerzo. Y es por ello que yo también me uno a iniciativas como esta que ha propuesto Santiago Mora en su blog. Porque son cosas como esta las que me hacen seguir teniendo esperanza.

Porque algo tenemos que hacer. Así no se puede seguir. 


7 comentarios:

Manuel de los Santos dijo...

Yo también propuse algo a raiz de lo del amigo Santi, y lo pienso cumplir, porque a él le encantaría...

Esperemos que la situación cambie, y aquellos que antes no podían ver a otros por cualquier motivo, puedan mirarlos con mejor cara ahora, con la cara que te miraba siempre nuestro italiano...

Un fuerte abrazo, gran post.

Marcu dijo...

No me gusta meterme en estos asuntos de la blogosfera porque no soy bloquero y no es bueno que entre en casa ajena a opinar.

Solo un ruego:
Que no se os escape este capital de las manos. Haced lo que sea, TODOS. Echad a los malos espíritus y quedaros con todo el caudal de honestidad, honradez, inteligencia y sevillismo que atesoráis TODOS.

Los odios y las venganzas no son buenas para el bienestar personal.
Vale más una sonrisa que una cara de "malaje"

Brindo por TODOS vosotros.

Triana1952 dijo...

Cada uno en su casa y Dios en la de todos.
Suscribo tu Post
Saludos Sevillistas

EL PAPI MAGASE dijo...

Rafael dije en mi post al respecto de todo este lio que zanjaba el asunto y asi lo haré pero hoy tengo que dejarte aqui un comentario porque tus sensaciones son las mismas que tengo yo en estos momentos y he tenido en todo el fin de semana,te adelanto que hoy he ido al responso que han dado en el tanatorio de san jeronimo por nuestro hermano Giulio y allí he podido ver a mucha parte del sevillismo en vivo y en directo,te aseguro que en torno a la figura de nuestro hermano todos hemos estado hecho una piñita,asi que ese es el espiritu que hay que seguir fomentando y defendiendo,las diferencias de opinión o de vivir nuestro sevillismo alla cada cual con la suya,bastantes son los que quieren dividirnos como para que seamos desde nuestros adentros los que les hagamos ese sucio y vil trabajo,te mando un abrazo y decirte que no se como ni porque coincidimos en tantas cosas,pero sobre todo y una de las mas especiales es en las formas de hacerlas y de decirlas,un abrazo hermano,hoy Giulio ha podido ver desde el tercer anillo cuales son las personas que viven este sentimiento de la forma creo que mas correcta,ojo que no digo que sea la mejor ni la peor,cada palo que aguante su vela que es lo que en estos casos se suele decir,yo jamás crucuficaré a nadie de los nuestros y mucho menos en público,de nuevo decirte que expresas mis pensamientos como yo no tengo cohones de hacerlo.

Antonio Delgado dijo...

Desde fuera, pienso que un ranking de de blog sevillista, no tiene razón de ser, ni sirve para nada, la mayoría de los blogueros lo único que quieren es que se lean sus artículos, por la mayoría de los aficionados a los que puedan llegar, que su vez, se comente y que se debata. Al igual que para comprar un disco de música no me guiaría nunca de los 40 principales. Este es el trasfondo del asunto, como se exprese cada cual, es su estilo, que te puede gustar más o te puede gustar menos. Tampoco es de recibo que bajo la bandera de la libertad expresión se quiera acallar un pensamiento, porque no me gustan sus formas y se llamen arrebato en contra de quien se expresa libremente con su manera habitual y que no la ha cambiado para referirse a este asunto. Me suena todo esto al niño que era incapaz de arreglar sus asuntos y llamaba a su padre para que lo solucionara.
En cuanto a la división del sevillismo por lo que se diga en los blog, desconozco cuantas visitas diarias tienen estos, pero pienso que no pasarán de 1.000. A la hora de la verdad, los que mueven conciencia y llegan al mayor número de aficionados son los que se han ganado la credibilidad con su trabajo del día a día, como se ha podido comprobar el pasado lunes con el llamamiento al protagonismo del número 12. Quien combate a los que llevan vaticinado la debacle del equipo, porque solo se sostiene con la calidad de algunos jugadores, que cuando fallaran estos, verían como el Sevilla se hundiría, así lo llevan vaticinado 5 años. Cuando el equipo cogió la racha negativa, dijeron que ya lo habían dicho, con las dos últimas victorias otra vez se lo han tenido que comer. Mi apoyo al que ha combatido siempre esto, expeditivamente, se exprese como se exprese. Saludos.

Miguel dijo...

Se habia convertido todo en una competicion cuando un blog es para escribir cada uno lo que piensa desde el respeto y sin insultar asi que lo mejor es que el rañing desaparezca y se quitan problemas de enmedio que ya tenemos cada uno de nosotros problemas en el dia a dia como pra tener mas problemas

Ravesen dijo...

@Manuel de los Santos

Ojalá sea así, pero pienso que esto es como predicar en el desierto.

@Marcu

En ello estamos. Ese es el objetivo, que no se destroce todo esto. Por cierto, a pesar de no tener un blog, gente como tú también es parte de esto. Y muy importante.

@Triana 1952

A veces es tan sencillo como eso, pero nos empeñamos en complicarlo.

@Papi Magase

A mi me quedo muy clara tu postura en el post que escribiste. DE hecho, considero que fue una de las mejores respuestas que se han hecho a este asunto. Con claridad, contundencia y mucho , mucho respeto.

@Antonio Delgado

1º Yo tampoco compraría un disco por la posición en los 40 principales, pero sí que he conocido a muchísimos grupos gracias a ese ranking que de no existir, pues desconocería.

2º Aquí no se habla de acallar un pensamiento. Desde el respeto se puede decir lo que sea. Aquí se trata de señalar al que insulta. Y han insultado muchos, insultos cruzados. Así no se hacen las cosas. Eso es lo que denuncio, no el pensamiento de cada cual.

3º Combatir por una causa no está reñido con el respeto. Es muy fácil tener repercusión con un aparato mediático detrás. Pero el trabajo de mantener al día un blog es EXACTAMENTE EL MISMO para un desconocido que para un personaje público.

Esa misma causa que comentas también la combato yo, pero nunca he insultado a nadie. Claro que yo no tengo la repercusión que tienen otros para poder hacer eficaz esa lucha. De hecho, uno de los pocos medios de repercusión que tenía era ese ranking, que consulta mucha gente, que llegué a liderar, y que ahora desaparece.

Ahora tendré menos repercusión, llegaré a menos gente y esa lucha será menos efectiva. ¿Quien es el perjudicado final? El Sevilla FC, porque igual que a mí le pasa a otros muchos.

Repito, no se trata de acallar pensamientos, todo lo contrario. Mientras más se sume, mejor. Lo único que yo pido respeto, como el que has demostrado tú con este comentario. No es tan complicado.

Y no me gusta estar al lado de quien no me respeta, como imagino que te ocurrirá a ti también.

@Miguel

Que el ránking desaparezca no soluciona el problema de que haya gente que no respete a los demás. Eso es lo más triste. Que el hecho de que el ránking desaparezca no vale para nada.

Muchas gracias a todos. Un abrazo

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política