miércoles, 14 de diciembre de 2011

No nos pasemos con la crítica

Desde este blog se viene reconociendo desde hace tiempo que el juego del Sevilla dista mucho del que sería deseable para poder optar con solvencia a alcanzar los objetivos marcados. Es cierto que andamos bien clasificados, que apenas perdemos partidos, que nuestra defensa ya no es el coladero del año pasado (aunque hay ocasiones en las que nos lo recuerda), pero seguimos sin mostrar a las claras una identidad, un patrón de juego..., personalidad, en definitiva. 

De eso no me cabe duda, y sigo esperando que encontremos ese camino más pronto que tarde para poder mirar para arriba en vez de estar tan atentos a que los que vienen por debajo pinchen de igual modo que lo hacemos nosotros. 

Sin embargo, y dicho eso, no creo que sea justo meter lo hecho en el partido de ayer en Lepe en el saco de argumentos para arremeter contra Marcelino, contra el equipo, contra su juego, y para reafirmar esa opinión de que andamos más perdidos que el barco del arroz.

El de ayer fue el típico partido de las primeras rondas de la Copa del Rey que te enfrenta a un conjunto de categoría muy inferior. El típico partido trampa, peligroso, incierto, a pesar de la teórica diferencia de nivel entre los contendientes. El típico partido que hay que ganar como sea, del modo que sea, rogando al cielo por que no haya ninguna lesión y tratando de lograr un resultado lo bastante positivo como para afrontar la vuelta sin demasiadas incertidumbres. 

No importa el estado de forma del equipo grande, estos partidos siempre son del mismo corte. O casi siempre. Todos recordamos ejemplos año tras año. Con el propio Sevilla, no ya en aquella eliminatoria tan famosa contra el Isla Cristina, sino, por ejemplo, aquel año que fuimos eliminados contra el Cádiz, para ganar una UEFA unos meses después. O los resultados apretados contra Ponferradina o Gimnástica Segoviana.

Por otro lado, todos los equipos grandes se han encontrado con decepciones en estas primeras rondas. El Madrid fue eliminado por el Toledo, el Irún o el Alcorcón en distintas ediciones. Y al Barcelona también le han pasado cosas parecidas. Si echamos un vistazo a los resultados de los partidos de ayer, salvo honrosas excepciones, prácticamente nadie ha conseguido un marcador abultado. 

Insisto, esto no quita para que no dejemos de reconocer que el juego del Sevilla deja bastante que desear, pero no creo que sea justo cebarse con el partido de ayer. Un partido disputado un martes a las diez de la noche, con frío, en un campo pequeño, contra unos rivales hipermotivados que corrían como posesos. Un partido en el que hay muy poco que ganar y muchísimo que perder. No sólo en lo que al resultado se refiere, sino también, como decía antes, al riesgo de lesiones, ya que esos campos de Segunda B no suelen estar en buenas condiciones y esos equipos pequeños se emplean con una intensidad y una vehemencia superior, producto de esa motivación que les supone jugar con un Primera.

Esto pasa todos los años, es un clásico, y hubiera ocurrido de igual modo si el estado de forma del Sevilla fuese superlativo. 

Por tanto, sigamos diciendo lo que vemos mal, pero no nos pasemos con la crítica. Seamos críticos, pero no despiadados. Seamos justos, por tanto.  Cuando algo se hace mal, pues se dice. Pero cuando hay justificaciones, atenuantes y motivos, es justo decirlos también.


7 comentarios:

EL PAPI MAGASE dijo...

Hermano ¿que quieres que te diga a estas alturas? que la crítica es buena siempre que se haga desde este prisma tuyo y de muchos mas como tú,yo creo que también soy de los críticos moderados y nunca hiriendo a lo nuestro,pero bueno ya se sabe que esta reolina no se va a parar,me huelo en muchos sitios que esto de criticar al equipo,al entrenador o a los jugadores,para muchos se ha convertido en un a guerra sin sentido y se lanzan unos contra otros utilizando esa critica de por medio y como transfondo,a mi me parece patético,pero es lo que hay y es lo que tendremos que respetar y procurar que no nos salpique,un abrazo Rafa.

Juan Angel de Tena dijo...

Completamente de acuerdo Rafa y asi lo he expresado en el blog de MANU, en los mismos terminos.

Cierto es que ayer se volvieron a crear ocasiones o al menos llegadas con cierta claridad al area pero que dejo en evidencia que a este equipo le cuesta hacer gol.

Yo, si te digo la verdad, vi fases de buen juego y otras en la que parecia faltar intensidad y concentracion.

Coincido plenamente en que son partidos tipicos de 1ª ronda y al menos no se dio la pauperrima imagen que se la llegado a dar en otros años.

Pero con la critica, la sana y necesaria critica hemos topado D. Rafael...

Un fuerte abrazo amigo.

Marcu dijo...

Hago mía tu entrada de hoy y como bien dices, seamos críticos pero nunca despiadados, seamos justos en dichas críticas pero no nos pasemos de velocidad que luego tenemos que frenar.
Un abrazo

Miguel dijo...

No es cuestion de criticar mas o menos es ver la realidad que el equipo no puede dar mas de si por culpa del entrenador que cada dia que pasa lo esta vulgarizando mas volviendo a ser el equipo de los 90 en copa del Rey que caia eliminado a las primeras de cambio, ayer se debio dejar sentenciada la eliminatoria y no supo y lo peor de todo ni pudo hacer ahora a esperar que en la vuelta no suceda lo mismo que contra el Isla Cristina

tomas cotelo dijo...

Entonces que nos aplicamos el mal de muchos consuelo de tontos.A este equipo que en pretemporada le marcamos unos cuantos(seguro),en plena temporada no hemos tenido cojones.Cualquier equipo que meta intensidad y ganas no saca las verguenzas.
Ah!,ya me explico porque Campaña no juega mas minutos,asi no se consigue la titularidad.Quien me puede explicar que el sabado fuera convocado De Mul y ayer estando navas como esta,no fuera ni convocado.

Manuel de los Santos dijo...

Tus sabias palabras me ganan!!

Un fuerte abrazo, y ahí va un enlace vía twitter :-)

Ravesen dijo...

@Papi Magase

Me llama la atención que hay gente que ha generado un discurso y siempre dicen lo mismo, pase lo que pase, sean las circunstancias que sean. A mí me parece que un partido de copa en el campo de un Segunda B no es una muestra fiable para juzgar el nivel del equipo. Pero esa es sólo mi opinión, por eso la pongo aquí.

@Juan Angel de Tena

Que el equipo no está bien es una realidad tan aplastante, que sería de necios negarlo. Pero, ya lo digo en el post, estoy convencido de que aún estando de maravilla, el partido de anoche hubiese sido muy parecido.

@Marcu

Los hay que prefieren pegarse un leñazo antes de frenar, no sea que por evitar el golpe tengan que bajarse del burro.

@Miguel

Por lo pronto vamos por delante. Yo prefiero esperar a la vuelta para hablar de los 90. Más que nada porque no hace falta irse tan lejos. En la 2005/2006 nos eliminó el Cádiz en segunda ronda.

Estos partidos son siempre traicioneros, e igual que en otros tengo que darte la razón, el de anoche creo que no vale para estos análisis.

@Tomás Cotelo

Como le digo a Juan Angel, negar que el juego del Sevilla no es bueno sería de necios, porque es evidente. Pero, insisto, un partido de Copa en primera ronda en casa de un Segunda B no vale para análisis porque siempre pasa lo mismo, siempre, dan igual los equipos que se enfrenten y el nivel de forma en el que estén.

Para analizar el mal juego del Sevilla tenemos el partido del Sporting (aunque se ganara), el del Racing, el del Granada, el del Athletic, etc. Pero el de anoche, no. No digo que no critiquemos o que nos consolemos como los tontos. Digo que seamos justos en la crítica, que critiquemos con mesura, no de un modo despiadado. Al menos es así como yo pienso que se deben hacer las cosas.

@Manuel de los Santos

Muchas gracias, me alegro de que te guste. Al final no me va a hacer falta enlazar mis posts, ya te tengo a ti para eso :-)

Muchas gracias a todos y un abrazo

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política