jueves, 15 de diciembre de 2011

El clan de los Cinco Magníficos

Desde hace ya bastante tiempo, en Europa hay mucha gente que mira a los españoles por encima del hombro, casi riéndose de nosotros (o sin el casi en algunas ocasiones), cosa que, evidentemente, no sienta demasiado bien. No obstante, siempre hemos tenido un consuelo, ya que eso mismo hemos hecho nosotros con nuestros vecinos los portugueses. Siempre nos hemos sentido superiores a ellos, la mayoría de las veces sin razón, pero, ya digo, era una especie de consuelo ante las afrentas de otros. 

Sin embargo, hay en España un club de fútbol empeñado en que esa imagen para con los vecinos cambie, y no es otro que el Real Madrid. Dicho club está empeñado en mantener su grandeza dándole el poder a una serie de personajes de origen luso, personajes que no tienen nada que ver con aquella imagen de la que hablaba anteriormente y que nos hace mirar por encima del hombro a los habitantes de ese país.

Me he permitido la licencia de llamarles el clan de los Cinco Magníficos porque son ese número los que conforman dicho grupo de portugueses. Hay más compatriotas en el staff técnico, pero permanecen en el anonimato. No tienen repercusión. 

Los Cinco Magníficos están liderados por José Mourinho, el hombre obsesionado. Empeñado en ser el mejor entrenador del mundo, convencido en su arrogancia de que lo es, triunfador entre triunfadores en todos los equipos en los que estuvo anteriormente, hasta el punto de ser considerado casi infalible, desde su regreso a España no hace más que pegarse golpes contra un muro llamado Barcelona, y personificado en Pep Guardiola. Derrota tras derrota, decepción tras decepción, subcampeonato tras subcampeonato, el carácter del líder de los Cinco Magnificos se ha ido agriando (si era posible agriarse más, que lo era) y hoy día no pasa por ser más que un halo fantasmagórico de lo que él mismo está convencido de ser. Un personaje estúpido, arrogante, engreído, desagradable, antipático y todos los demás adjetivos que le quieran poner ustedes. En un principio, con esa actitud imponía un respeto casi reverencial, pero las cosas han cambiado después de tanto varapalo deportivo. A pesar de que esa veneración se la siguen practicando desde ciertos lugares, la verdad es que últimamente se va imponiendo otra actitud para con el portugués. Últimamente hay cada vez más personas que simplemente se ríen de él (Llourinho, Mou 5 estrellas, multitud de parodias, etc.). Pero, a pesar de eso, sigue manteniendo el porte que se le supone al líder de algo como los Cinco Magnificos. 

Este grupo del que hablo cuenta, además, con unos intendentes de lo más eficaces. Entre ellos destaca un tal Pepe, de nombre español, pero de nacionalidad también portuguesa. De Pepe dicen que es un animal (no seré yo quien lo afirme), que tiene actitudes de animal (no seré yo quien lo asegure), y que incluso tiene hasta cara de animal (juzguen ustedes, yo no me pronuncio al respecto). He escuchado en algún sitio decir a alguien que desde Spasic y Prosinecki, nunca hubo nadie más feo que él en la historia reciente del Real Madrid (aunque yo recuerdo a un tal Gravesen que tampoco iba muy a la zaga). Lo que pasa es que esos dos inspiraban algo así como pena, mientras que Pepe lo que inspira es respeto. No me extraña, con la leña que reparte. A mí lo que me da es miedo, pero en fin, gracias a Dios no soy yo quien se va a tener que enfrentar a él. 

El segundo intendente se llama Carvalho y es un excelente central, experimentado y discreto, algo que contrasta sobremanera con el carácter del resto de sus compañeros de clan. Supongo que lo tienen ahí por que en el mundo tiene que haber de tó, ya que su forma de ser no casa en absoluto con la de los demás, al menos en apariencia. Eso sí, este verano se dice que fue expulsado de una concentración de su selección por una supuesta salida nocturna. Otros dicen que fue él quien renunció a ir a la misma. El caso es que ha coincidido con el líder del clan en el Oporto, en el Chelsea y ahora en el Real Madrid, con lo que sin duda se trata de un hombre de su total confianza.

A continuación tenernos a un tal Fabio Coentrao, del que no se sabe si es lateral o extremo, que juega bien, pero no destaca, y que yo creo que pertenece al Madrid porque lleva una cresta rubia, algo muy valorado en aquel club como todos sabemos. 

Y por último tenemos a la gran estrella, al estilete, al que concentra los focos, a ese que mea colonia y caga Ferrero Rocher, a una persona que sufre de un trastorno de triple personalidad, ya que él mismo reconoció que es bueno, guapo y rico, aunque está por confirmar que sea capaz de asumir los tres conceptos a la vez. El mismo que piensa que la Humanidad se divide en dos partes, LOS que le envidian y LAS que le desean. Hablo, como supondréis, de Cristiano Ronaldo, el eterno aspirante a mejor jugador del mundo, título que le arrebata continuamente Messi, uno que sí que es bueno de verdad, que es tan rico como él, o más, pero que no llega a guapo ni aunque ponga caritas. Yo creo que la obsesión del portugués con Messi es semejante a la de Mourinho con Guardiola. Y su frustración también, la cual se puede elevar a nivel de clubes. Vamos, que el sentimiento del líder del clan y del estilete del mismo respecto a Guardiola y Messi es semejante a la que tiene hoy día el madridismo respecto al barcelonismo. 

Pues bien, el clan de los Cinco Magníficos y su tropa de acompañantes visita este fin de semana el Sánchez Pizjuán. Y vienen con su obsesión al rojo vivo, incandescente, ya que la semana pasada fueron derrotados, otra vez, por el Barcelona en el Bernabéu. Ellos que se las prometían muy felices porque sacaban seis puntos a los culés, ahora están acojonados porque, otra vez, los tienen encima. Y una derrota en Sevilla les costaría el liderato a costa de, otra vez, el Barcelona. 

Y es que parece ser su sino. Ser derrotados y superados por el Barça, da igual cómo se pongan o las tretas que inventen. Da igual que jueguen de una forma o de otra, que se empleen con violencia o con un fútbol preciosista. Da igual que sean respetuosos o se comporten como una banda de delincuentes. No importa. El Barcelona siempre les gana, y si  pueden, les arrasan.

Y eso que el club para el que juegan les paga una cantidad indecente de dinero en su desesperado intento por batir al más odiado de los rivales. De hecho, entre todos ellos cobran tanto, que con sus sueldos se podría prorrogar el acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos, cancelado esta semana por Bruselas por considerarlo muy gravoso, salvando de ese modo de la más absoluta de las ruinas al pueblo gaditano de Barbate y toda su comarca. 

No sé qué pensarán de esto en dicha localidad, pero seguro que los habrá allí que se pegarán al televisor para animar a los Cinco Magníficos en su intento por vencer al Sevilla. Y es que el fútbol levanta tantas pasiones que a veces uno se llega a sentir un imbécil por ser tan aficionado. 

6 comentarios:

Miguel dijo...

Y con el sexto que haces que es el presidente

EL PAPI MAGASE dijo...

No se como no se te ha ocurrido meter en esta entrada la palabra MAFIA,porque seria una gran definición de la misma,un abrazo crack nunca dejarás de sorprenderme Rafa.

juan antonio de la rosa dijo...

Yo iria mas lejos y diria que el Clan Portugues esta intentando BOICOTEAR el futbol Esoañol de la mano de Mouriño.
Enfrentando a todos con todos.
Como se suele decir:
"A la chita callando"
Saludos Sevillistas

Marcu dijo...

Magnífico, fantástico y extraordinario post.

Faltan los palmeros, pelotas e inclinacabezas...o sea los del Marca, As, SER, Cope, C. Sur y un etc etc interminable que están llevando al fútbol a la hecatombe total.

Un abrazo

Juan Angel de Tena dijo...

Purtugal, 5 puan...

Apuesto que este clan no durara mucho en este Madrid y que como suele ocurrir con ls clanes, a las primeras de cambio comienzan a desmoronarse como un azucarillo.

Magnifico post Rafael.

Un fuerte abrazo amigo.

Ravesen dijo...

@Miguel

Es que el presidente no es portugués... creo :-)

@Papi Magase

La MAFIA es la que ha contratado al clan. Aunque el líder del clan es cada vez más de los otros, cada vez tiene más poder.

@Juan Antonio de la Rosa

Yo creo que quien lo intenta desestabilizar no es tanto Mourinho, sino los que están por encima de Mourinho. Negocio puro. EL portugués no es más que un instrumento.

@Marcu

Es que si meto a todo el mundo me sale una novela, y no tengo tiempo para tanto.

@Juan Angel de Tena

Los resultados mandan. Si este año no ganan liga o Champions, mal lo tendrán para seguir. Es todo negocio, si no hay resultados, todos a la calle.

Muchas gracias a todos, un abrazo

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política