jueves, 20 de octubre de 2011

El fútbol y la política

Eso que se dice tanto de "no es bueno mezclar el fútbol con la política" se ha convertido ya en casi una frase hecha, algo que se recita sin pensar en cuanto algo relacionado con el fútbol toca, roza, peina, por la razón que sea, a algo relacionado con la política. En realidad, la frase exacta (hablando con propiedad exquisita) es "no es bueno mezclar el deporte con la política". Eso sí, esa mezcla es bien vista (por necesaria e imprescindible), por ejemplo, a la hora de pedir ayuda a la Junta de Andalucía para poder asumir el coste de la organización de la Final de la Copa Davis en Sevilla, que por cierto fue solicitada (la organización) por otro político, el alcalde de la ciudad. 

Esa es una mezcla lógica, como también lo es que otro político, Gallardón, abandere la lucha de Madrid por conseguir unos Juegos Olímpicos. El Atlético de Madrid tendrá un nuevo estadio gracias a la intervención política a la hora de recalificar unos terrenos. Y no hace falta irse a Madrid, el propio Betis tiene un estadio gracias a la política, y el propio Sevilla también se benefició en su día de las recalificaciones de terrenos. De hecho, Del Nido lleva tiempo detrás de los políticos sevillanos para conseguir llevar a cabo reformas en los bajos del Sánchez Pizjuán, lo cual generaría grandes beneficios para le entidad. 

No está bien mezclar el deporte con la política, pero es que hay ocasiones en las que es imprescindible hacerlo. Y otras en las que nos vemos obligados a ello. 

Y en estas estamos cuando el Sevilla decide serigrafiar en las camisetas de los jugadores del primer equipo el lema "Orgullosos de Andalucía" para el partido a disputar en el Camp Nou contra el Barcelona. A la mayoría del sevillismo le ha parecido una idea extraordinaria. Eso de entrada, y ahí me incluyo yo. Algunos con sus matices, yo por ejemplo también, porque no se puede estar orgulloso de muchas cosas que pasan en nuestra tierra. Cosas que, por cierto, luego son elevadas a tópico y que acaban por dar motivos a según que personas para decir las tonterías que a veces tenemos que escuchar (léase Mas y Durán)

En el día de ayer leí a más de uno decir que no le gustaba demasiado el asunto este porque esa respuesta orgullosa la debían dar los políticos, y que el Sevilla no debería meterse en un jardín de este estilo. Y reconociendo que quien esto afirma tiene toda la razón del mundo, ¿qué hacemos si esos políticos son los primeros culpables de lo que ocurre, y para colmo no son capaces de hacer nada para remediarlo?

Artur Mas se refería a la educación cuando dijo lo que dijo. Durán y Lleida se refería al fraude alrededor de los subsidios por desempleo. Evidentemente metieron la pata porque no se puede generalizar del modo en que lo hicieron. Es como si yo digo que todos los catalanes son unos agarrados amargados que hablan con un huevo en la boca. Cuando en Cataluña hay muchísimas personas que merecen la pena y que en absoluto piensan como decían estos dos tipos. Pero, seamos serios, ¿no es cierto que Andalucía está a la cola de España y de Europa en Educación? ¿No es cierto que el fraude alrededor del PER ha llegado a ser de un escándalo insoportable? Cualquiera que viva en un pueblo lo sabe de sobra. Y esto es la consecuencia de la nefasta gestión de esos políticos que ahora esperamos que defiendan nuestra dignidad. Y yo digo que la dignidad no se defiende en respuesta a unas palabras que no por desafortunadas dejan de tener su dosis de verdad. Esa dignidad se defiende día tras día tratando de mejorar las cosas, gestionando bien y luchando contra las corrupciones y los fraudes. Cosa que aquí no se hace. O no se hace todo lo bien que se debería. Y no me estoy refiriendo a un signo político o a otro, porque entre la Junta, las Diputaciones y los Ayuntamientos, todos, absolutamente todos, tienen su parte de culpa de esto.

Por supuesto, todas las regiones tendrán lo suyo para callar, no me meteré en eso porque es evidente. Pero ahora hablamos de Andalucía, y las cosas son como son. 

A mí, que un politicucho del tres al cuarto ponga el grito en el cielo por lo que dijo un catalán en plena precampaña electoral me la sopla. No me siento representado por ellos. Y no me siento representado porque esas declaraciones son fruto de una imagen distorsionada que damos al exterior. Imagen (o distorsión de la imagen, mejor dicho) que se ha generado y consolidado durante años, lustros, décadas. No se puede tolerar que veamos siempre en televisión a las pantojas, los julian muñoz, los faletes y compañía y nadie diga nada. No podemos tolerar que ese Manuel Chaves meta la pata continuamente al hablar por su afán por ocultar su acento andaluz. ¿Cómo va a defender el orgullo andaluz una persona que hace eso? No se puede permitir un fraude a gran escala como pasó con lo del PER, o una sociedad tan clientelar como la que tenemos, en la que los favores de los que mandan se compran, y luego escandalizarnos porque nos señalen con el dedo. 

Y, sobre todo, no se puede permitir que esos tópicos campen a sus anchas continuamente, en todos los órdenes de la vida, y escandalizarnos cuando alguien los utiliza. Pues no, señores, no se escandalicen tanto. Y ustedes que tienen poder, hagan algo día tras día, uno detrás de otro, para reducir o modificar esa imagen. No la fomenten, no permitan que se fomente, como ocurre en tantas y tantas ocasiones. 

Por tanto, y aun reconociendo que fútbol es fútbol y que estas iniciativas como la que ha decidido la directiva del Sevilla lo que hacen sobre todo es generar polémica, a mí no me parece mal que se lleven a cabo. Y no me parece mal porque los andaluces tenemos que expresar de alguna manera que no somos como muchos se piensan. Que hay muchos tópicos que no dejan de ser nada más que eso, y para nada realidades. Y que nos sentimos orgullosos de cómo hablamos, de como sentimos, de como pensamos y de como nos expresamos. 

Y si nuestros políticos son incapaces de defender nuestro honor en su actividad cotidiana, y sólo saltan cuando se les pincha el culo, ¿quién lo va a hacer si no? Pues a mí me gusta ver que el Sevilla F.C toma ese testigo. No se dice nada. No nos metemos con nadie. No nos referimos a nadie ni resaltamos los defectos de ningún lugar, persona o colectivo. No nos hace falta. Simplemente vamos a visitar una región en la que se nos ha tratado de ofender, y respondemos con la cabeza muy alta que estamos orgullosos de lo que somos.

Cosa que los políticos han sido incapaces de hacer, cuando tienen la posibilidad (y la obligación) de hacerlo en su día a día. 

Por eso, y sin que sirva de precedente, a veces es necesario (y hasta saludable) mezclar el fútbol con la política. 

7 comentarios:

Santiago Mora dijo...

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaamén. (para que decir más si en una palabra se puede resumir todo)

EL PAPI MAGASE dijo...

Este de la politica es un terreno en el que yo no quiero meterme,podria hacerlo pero no quiero,mi politica en estos momentos es y ha sido siempre traer el bollo a mi casa para que mis hijas coman todos los dias y eso lo hago yo a diario sea de la forma que sea y si alguna vez tengo que robar para ello,ten por cuenta que vopy a hacerlo,pero a cara descubierta,en eso no parto yo peras con nadie.

Mi Fútbol se llama Sevilla fc,mezclar eso de la politica con el fútbol o no mezclarlo,está en cada uno,yo no voy a hacerlo,ahora sí,veo muchas razones y grandes toques de atención en esta entrada que hoy escribes Rafa para que muchos tomen nota y detalle del asunto,asi que vuelvo a descubrirme ante el gran orador que eres,para que algunos luego digan que no se nos entiende nada a los andaluces,un abrazo hermano.

Miguel dijo...

Eso es otra cuation que lo politicos no se quieran mojar el culo y defender su tierra pero no veo logico que lo haga el deporte

Mayte Carrera dijo...

Yo también digo aaaaaamén.
Un saludo

Triana1952 dijo...

Se podria decir a chillidos (Mas alto),pero no mas claro.
Saludos Sevillistas

"ORGULLOSO DE ANDALUCIA"

Juan Angel Tena dijo...

Solo me queda corroborar lo expuesto por ti y por los anteriores amigos.

Todo es lícito mientras impere el respeto, y en esta ocasión, yo no veo ninguna falta del mismo por ningun lado.

Toda mezcla es preceptible, todo depende de la proporcion de los componentes.

Un fuerte abrazo amigo y muchas gracias por tus palabras y tu apoyo.

Ravesen dijo...

@ Los del "aaamen"

Una apalabra es suficiente, está bien que no digáis más, no sea que que alguien no os entienda por el acento :D

@Papi Magase

A mí no me gusta mezclar el fútbol con la política, pero sí que el Sevilla demuestre ser más grande que los que nos gobiernan.

@Miguel

Claro que no es lógico. Ya digo en el post que los que piensan como tú tienen toda la razón del mundo. A mí, lo que me parece bien no es la mezcla de fútbol y política, sino la guantá sin manos que se ha pegado a los que deberían defender nuestro orgullo.

@Triana 1952

No me gusta chillar, creo que con esto es suficiente. :-)

@Juan Angel Tena

No hacemos nada malo. Ni nos metemos con nadie, ni nos comparamos con nadie. Pero no deberíamos de ser nosotros los que hiciésemos estas cosas. Por supuesto que nos sentimos orgullosos de ser andaluces, pero la defensa de ese orgullo es tarea de otros, y es una pena que se tengan que hacer las cosas así.

Muchas gracias a todos, un abrazo

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política