jueves, 6 de octubre de 2011

La historia oculta de Alfonso Diez.

No sé si os habéis enterado, pero ayer se casó la Duquesa de Alba. Y lo hizo con Alfonso Diez, o 10, o X en números romanos. Vamos, con Alfonso X, más conocido como El Sabio. 


Un hombre de su generación, más o menos. Un contemporáneo. 

Alfonso nació en Toledo en 1221. Era hijo de Fernando III, San Fernando, el conquistador y patrón de Sevilla, aunque en verdad era de Zamora. De niño era sólo Alfonso. Más adelante se convirtió en Diez, en 10 o en X, como queráis, una vez fue rey. Y ya mucho después, cuando demostró su sabiduría, le pusieron el mote de El Sabio. Tuvo una vida apasionante, centrada sobre todo en aspectos intelectuales, aunque alguna escaramuza militar sí que protagonizó, como su participación y apoyo a una sonada revuelta portuguesa que tuvo lugar en aquellos tiempos, aunque si llega a saber las consecuencias negativas que le depararía en el futuro, igual no se habría metido en ese fregao. Se supone que murió en Sevilla en 1284, cosa que evidentemente no es verdad porque, ya lo hemos visto, ayer se casó con la Duquesa de Alba. Todo hace indicar que se quitó de la circulación adrede, que decidió desaparecer, abdicando en favor de su hijo Sancho y fingiendo una muerte que no fue tal. 

Se dice que Alfonso sentía debilidad por los gatos. No es le gustara criarlos, es que, según los últimos estudios, lo que más le atraía era comérselos. Esto que parece una barbaridad, en el futuro se convirtió en algo de suma importancia a la hora de desenmascararlo. 

- Niño, deja de mirar al gato así, o te meto una hostia - Le solía decir su padre a menudo. 

Hay una teoría que dice que Alfonso fue abducido por unos extraterrestres y que lo retuvieron junto a ellos durante siglos. Estos seres, mucho más avanzados que nosotros, como es natural, fueron capaces de mantenerlo con vida durante cientos de años. Se dice que el interés que tenían por Alfonso era debido a su sabiduría, muy superior a la del resto de los mortales, lo cual les podía servir de mucho a nada que lo instruyeran convenientemente. Y fue así que un personaje tan antiguo haya llegado vivo hasta nuestros días.

Como decía, Alfonso se mantuvo alejado del mundanal ruido durante cientos de años. Pero en la segunda mitad del siglo XX decidió volver. No lo hizo bajo su apariencia habitual, sino que adoptó una imagen completamente irreconocible. 


Nótese que Alf no deja de ser el diminutivo de Alfonso. 

Lo que pasa es que le perdió su afición por los gatos, que seguía dominándole de igual modo que siempre. De todos es sabida la afición de este personaje de televisión por los felinos, y fue ahí cuando los expertos comenzaron a sospechar. 

Lo que vino después no hizo otra cosa sino aumentar esa incertidumbre. Se sabe, porque así se ha podido leer en ciertos documentos apócrifos, que Alfonso siempre fue un apasionado del fútbol, en concreto del Real Madrid. Y su sueño era jugar en el club de sus amores, empeño en el que se puso de inmediato. Y consiguió salirse con la suya, aunque nunca logró triunfar en el club merengue. En ninguna de las dos etapas en las que formó parte de dicha plantilla. 

Primero lo hizo adoptando su nombre de pila, no diminutivos como anteriormente, algo de lo más torpe si pretendía mantener oculto su regio y vetusto origen. EL caso es que las cosas no le fueron bien en la capital del reino. De hecho, le fueron fatal. De otra forma no se entiende que acabara de esta guisa:



¡Qué desgracia, madre mía! Sobre todo para un hombre sabio como él.

Pero Alfonso no se rindió, y utilizando las últimas técnicas de regeneración aprendidas al lado de los extraterrestres que le acogieron durante siglos, regresó al club de Concha Espina, aunque esta vez utilizando su apodo, Savio, y haciéndose pasar por brasileño. 



Los expertos siguieron sospechando. Un brasileño blanco..., eso no se lo cree nadie. Los hay, pero..., en fin, que volvió a despertar sospechas, lo cual le descentró por completo y acabó volviendo a fracasar. Terminó jugando para el Zaragoza, y después de fugaces pasos por Real Sociedad y Levante, desapareció otra vez en la noche de los tiempos. 

Su último intento para triunfar en el Real Madrid tuvo lugar hace no mucho. Llegó a sus oídos que Florentino buscaba a alguien para ocupar la demarcación de mojón intergaláctico, y se presentó al casting utilizando su alter ego Alf, el primero con el que regresó a la Tierra, y el que más se ajustaba a las características requeridas por Jose Mourinho. Pero otro más apto fue elegido:



Claro que contra esos dedos para meter en los ojos de los rivales, el pobre Alfonso poco tenía que hacer.

- Es que usted, más que mojón intergaláctico, es un truño sideral, y no es lo mismo - Le dijeron a título de explicación al ser informado de que fue otro el elegido. 

Sin embargo, Alfonso sabía que eso no era cierto. Que esa no era la razón.

- La razón es que Mourinho es portugués, y estos portugueses nunca me van a perdonar que apoyara aquella revuelta. ¡Joder, que hace ya casi ochocientos años! ¡Se puede ser más rencoroso!

Finalmente, Alfonso decidió dejarse de tonterías, casarse con una dama de alta alcurnia y sentar de una vez la cabeza. Como él fue rey, y por sus venas corre sangre azul, la dama no podía ser cualquiera, ni siquiera una simple noble. Tenía que ser alguien de verdad importante. 

En principio pensó en la persona que ostenta el más alto rango de la aristocracia española en la actualidad, de entre las que están libres ataduras matrimoniales.



Pero le pareció demasiado guapa.

Alfonso siempre fue una persona sencilla, nada amigo de destacar. Él no se sentiría a gusto con un pibón como este. No, en absoluto. Él necesitaba alguien más normalito, alguien con grandes títulos nobiliarios, pero sin tanta ostentación, sin tanto atractivo físico. Y finalmente, encontró a su media naranja.


La persona con más títulos nobiliarios del mundo. ¿Qué más se puede pedir? Cinco veces duquesa, dieciocho veces marquesa, veinte veces condesa, vizcondesa, condesa-duquesa y condestablesa, aparte de catorce veces grande de España. 

Y con un tipo mucho más acorde con la condición de Alfonso, aparte de que se rumorea que ella también nació en el mismo siglo de el Sabio, aunque nadie lo ha podido demostrar aún. Vivirán en el Palacio de las Dueñas, que, por cierto, el que le puso el nombre al edificio no se devanó los sesos. Anda que no.

- ¿De quien es el palacio?
- Pues de las dueñas, ¿de quién si no? ¿De las vecinas?

En fin, que desde este blog se desea a Alfonso Diez, a Alfonso X el Sabio, que sea de lo más feliz al lado de la duquesita, y que esa felicidad aplaste la frustración por no haber podido triunfar en el Real Madrid.

8 comentarios:

Triana1952 dijo...

Todo esta muy bien .
Pero ¿De quien es hijo E.T.?

Saludos Sevillstas

Marcu dijo...

"Cuando creo que no me sorprenderás más, me sorprendes otra vez"

Genial. Fina ironía. Humor inglés y fantasia que se mueve entre lo real y lo irreal con gotas de ingenio por todas partes.

Con tu permiso le voy a contestar a Triana 1952:
La historia no dice nada al respecto pero...si Alfonso X escribió las Cantigas de Santa María en castellano y portugués, E.T. tiene un dedo que entra por los ojos y Mouriño es portugués...
Conclusión final: Alfonso Diez fue
padre de E.T. y éste antepasado de Mouriño, por lo del dedo que busca ojos enemigos.

Como se nota que hay pocas noticias deportivas...porque ya ni la selección interesa por estos lares.

Un abrazo

EL PAPI MAGASE dijo...

La mare que os parió a los tres,si el post es puro arte los comentarios posteriores ya se definen por si solos ¿como resistirse a entrar aqui a leer? joder ya hoy el cúmulo de risas lo tengo cuasi agotado,espero esta tarde noche en el estadio guadalquivir seguir disfrutando del dia de hoy,aunque cada vez que me acuerde de esto me reire y me verán como a un loco y se dirán ¿y este de que se rie ahora? me rindo ante esta obra de arte puro de oliva,un abrazo Rafa y otro pa estos pedazos de comentaristas,lo del dedo de Marcu es pa enmarcarlo,jajajajajajajajajajaja ¡uy perdonarme porfa!

Miguel dijo...

Vaya batiburrillo de historias

Juan Angel Tena dijo...

Perdonarme, pero os juro a los 3 que que me he perdido, jajaja

Rafael, ademas de talento, arte, mucho arte.

Un fuerte abrazo amigo.

RaMonStones dijo...

En fin ,despues de leer el post y ver los comentarios,que quieras que te diga,artista!!
no puedo mas q reirme :-))))
como dice Juan Angel..mucho arte tio
un abrazo!

Mayte Carrera dijo...

Jajajaaja, eres la leche, jajaja, que tio más ocurrente, y los comentaristas no os quedais atrás jajaja.
Un abrazo

Ravesen dijo...

Muchas gracias a todos. Si es que estas cosas hay que tomárselas con buen humor. Después del espectáculo de doña Cayetana bailando, ¿qué otra cosa se puede hacer? Y no he dicho nada de la consumación del matrimonio, que eso tiene miga. En fin.

@Triana 1952

Date por contestado, Marcu ha desvelado el secreto, cosa a la que yo no me atreví. Efectivamente, Alfonso X el Sabio es el padre de ET, fruto de una fugaz aventura cósmica e intergaláctica con una habitante de un planeta muy lejano.

Y efectivamente también, Mourinho es de ascendencia extraterrestre, lo cual explica muchas cosas.

@Marcu

La selección interesa poco, es cierto. Hay que buscarse la vida para escribir todos los días. Gracias por responder por mi a Triana 1952. Se te ve puesto al día en la materia.

@Papi Magase

Me sorprende que esto te haga más gracia que doña Cayetana bailando. Yo aún me estoy riendo de eso. Es un día muy prolífico para las risas.

@Miguel

Si es que cuando uno se lía, se lía.

@Juan Angel Tena.

Si es que son muchos siglos de historia. Es normal que uno se pierda. Con una vida tan intensa como la de Alfonso, no es de extrañar

@Ramonstones

Un post de coña no merece palabras, sino, si acaso risas.

@Mayte Carrera

Aquí no comenta cualquiera, por lo que se ve. Y eso que no modero los comentarios. Igual es que mis post son demasiado intensos y muchos se van a la mitad. Al final solo llegan los buenos de verdad. Como todos vosotros.

Muchas gracias a todos, un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política