miércoles, 5 de octubre de 2011

Negredo, ¿hasta cuando?

Hay que reconocer que la actitud que está teniendo Alvaro Negredo con respecto al Sevilla es muy de agradecer. En los últimos años, sólo recuerdo algo parecido en la persona de Ivica Dragutinovic, que en el mejor momento de su carrera decidió quedarse aquí a pesar de tener ofertas que elevaban muchísimo los emolumentos que el Sevilla le podía pagar. No es muy normal que este tipo de gestos se de en el mundo del fútbol, y menos en futbolistas que no son canteranos. Porque un jugador de la casa que lleva en el club desde que era niño y que tiene aquí a su familia, a sus amigos, su vida entera montada desde siempre, pues es más factible que se lo piense muy mucho antes de irse a otro sitio. Pero alguien que viene de fuera...

Negredo lleva tiempo diciendo que no se piensa mover de aquí, que se quiere quedar, que confía en el proyecto del Sevilla. Se siente importante, ha ganado algún título, sabe que es el delantero titular indiscutible y que no hay nadie que le haga sombra. Ya, no. Antes se turnaba con Kanouté y Luis Fabiano, pero ya no hay nadie que le discuta el puesto. Para colmo, ha regresado a la selección, se ha vuelto indiscutible en las convocatorias, empieza a ser hasta titular, y ya hay bastantes voces que auguran que Fernando Torres lo va a tener complicado con Negredo como competidor. Si, para colmo, Villa y Llorente se mantienen a buen nivel, y Soldado reclama a gritos una oportunidad, al jugador español más mimado y sobrevalorado del momento (y puede que de la historia) se le puede estar acabando el chollo de vivir de las rentas obtenidas por el gol que marcó a Alemania en la final de la Eurocopa de 2008. Que ese tanto fue histórico, es algo que no duda nadie, pero no se puede mantener a su autor sine die en una selección cuando ni en esta ni en su equipo hace nada, y mucho menos cuando hay otros compañeros que están mostrando un rendimiento infinitamente superior. 

Bueno, a lo que iba, que me voy por las ramas. A mí me parece que la actitud del vallecano es de lo más inteligente. Es evidente que vive feliz en Sevilla, de otra manera no se comportaría de este modo. También se supone que su contrato va a ser fabuloso. No tanto como lo sería en un súper grande, pero a alguien como yo que cuando ve dos o tres mil euros juntos se le dilatan las pupilas y le tiemblan las piernas, la sola idea de ganar por año esos dos o tres, pero de millones de euros, pues le parece algo fabuloso. Y es cierto que no ha recibido ninguna oferta de algún club de los de la élite europea de verdad. Hay que entender que para irse al Atlético de Madrid, pues se queda uno en el Sevilla. Por mucho que les escueza a los colchoneros, hace ya más de una década que el Sevilla anda por encima de ellos. No mucho, pero sí por encima. Por tanto, ya no es factible que uno de nuestros jugadores valore con seriedad propuestas como esa si aquí se encuentran asentados. Como igual pasaría en el sentido inverso, por supuesto. Los jugadores del Sevilla presionarían para irse a un Madrid, a un Barcelona o a un Chelsea, pero no para cambiar a un club con aspiraciones parecidas, si no inferiores. 

Pero es que Negredo llegó a dejar entrever que no la satisfacía la idea de que el Madrid ejerciese la opción de compra. No lo dijo a las claras, se escudó en aquel rumor que decía que lo querían como moneda de cambio en algún fichaje, pero se le notaba el disgusto ante la idea. Nunca llegó a cerrar la puerta, más que nada porque eso sería de tontos, pero se le notaba ese disgusto. 

Y ahora va y renueva su contrato con el Sevilla. 

Acabo de leer este post en el blog de 5stukas en el que el autor recela un poco de la noticia, arguyendo que cuando la cláusula de rescisión ha bajado de 80 a 50 millones, es porque se allana el terreno a un futuro traspaso. Y la verdad es que en buena parte estoy de acuerdo, aunque no del todo. Quiero decir que no me parece mal que tal idea planee por la cabeza de los dirigentes, y me explico.

Lo primero, si mañana viene el Manchester, o el Chelsea, o el propio Barça con 40 millones por delante y la idea de llevarse a nuestro delantero, el importe de la cláusula sería un tema secundario. Del Nido lo vendería y santas pascuas. Es cierto lo que se dice en ese post de que es más sencillo justificar el traspaso si el importe del mismo se acerca al de la cláusula que si no lo hace. Pero 40 millones se venden solos, al menos en mi opinión. Además, a esta directiva nunca le ha temblado el pulso a la hora de desprenderse de nuestras estrellas. 

Por otro lado, los sevillistas no debemos escandalizarnos a estas alturas de que en la cabeza de nuestros dirigentes esté la idea de traspasar a algún que otro jugador. De hecho, es algo que han llevado a cabo en bastantes ocasiones. Es más, creo que es su obligación. Si el Sevilla se mete en Liga de Campeones y el dinero entra en caja del mismo modo que no lo ha hecho estos dos últimos años, pues será más complicado que se venda a nadie, pues económicamente no hará falta. Pero si las cosas no van tan bien y la economía del club no recibe esa inyección de liquidez, pues puede que sea imprescindible que tengamos algún valor, algún activo, que nos pueda servir de tabla de salvación. Yo no quiero verme como los clubes que están en concurso de acreedores. Yo prefiero ver al Sevilla saneado económicamente, aunque eso cueste bajar un poco el nivel. Porque el nivel se puede subir con un buen trabajo técnico (acordémonos del Sevilla de Joaquín Caparrós), pero los problemas económicos son muchísimo más difíciles de solucionar si no se tienen activos. Y el estadio no es un activo negociable (al revés de lo que pensaban algunos listos de los años noventa).

Pero no nos preocupemos por estas cosas antes de tiempo. El autor del post que comento se pregunta si verdaderamente tendremos a Negredo hasta 2016, y yo le contesto que rotundamente no. O se le traspasa antes, o se le renueva a lo Kanouté para que continúe algún año más. Aunque si sigue por el camino que va, será más lo primero que lo segundo. Porque cuando un jugador es bueno de verdad, acaba en un súper grande, y por desgracia el Sevilla no tiene ese nivel. De modo que disfrutémoslo mientras podamos, y que sea lo que Dios quiera. 

Como siempre pasa, por otro lado. 

5 comentarios:

Marcu dijo...

Totalmente de acuerdo con tus razonamientos. Además, el presidente lo dice cada vez que tiene ocasión, si llega una oferta fuera de mercado, se vende todo.
Así que, como bien dices, disfrutemos de él. Que se revalorice, que será para bien del Sevilla y que podamos hacer una buena venta al final.
Un saludo cordial

Triana1952 dijo...

Cuando se baja la clausula se rescision ,es a cambio de algo a favor del jugador , menos de Clausula igual de Sueldo.
Pero lo importante es lo que tu dices a disfrutar 4 años mas.
Saludos Sevillistas

Silbato Sevillista dijo...

Yo tampoco creo que Negredo vaya a estar perpetuamente en el Sevilla, pero esperemos que nos dure, como mínimo, dos o tres añitos más, que se lo lleven el verano del último año de contrato jejeje

No olvidemos que Negredo es todavía joven, tiene 26 años y puede mejorar y mucho, como mínimo en los próximos 2-3 años.

Ojalá que así sea.

Un saludo!

Miguel dijo...

Si esta temporada sigue al nivel en que esta ahora mismo y con la seleccion hace un gran papel en la Eurocopa lo mas seguro que Negredo se vaya del Sevilla ya que con la bajada de clausula solo da que pensar en una posible oferta de al menos 30M y a Del Nido se le hacen los ojos chiribitas y lo vende asi que disfrutemos de el todo el maximo tiempo posible porque al igual que laves se ira del Sevilla SI O SI

Alberto Hidalgo (5stukas) dijo...

Ravesen, estoy de acuerdo, pero quiero añadir que, quizás, no me he explicado bien. Yo creo que, si llega una oferta de alrededor de treinta millones y el Sevilla no vende a Negredo, es que el Sevilla está haciendo el tonto. Y lo pienso porque Negredo me parece un buen delantero, pero no uno de los mejores delanteros del mundo. Para mí, Suker, Luis Fabiano, Baptista, en su momento, eran muchísimo mejores que Negredo, y, por tanto, su coste era superior. Pero lo que no entiendo, a no ser que sea una condición sine qua non impuesta por Negredo, es que se rebaje la cláusula de rescisión. Porque eso puede llevar a un comprador a ofertar una menor cantidad. Lo lógico sería incluso lo contrario. Siguiendo con los latinajos, un quid pro quo: te doy algo a cambio de algo. Es decir, te subo el sueldo, pero también te subo la cláusula. Y en este caso ha sido lo contrario. Y no me parece bien. Por supuesto, si llegara una buena oferta, que permitiera corregir presupuestos y reforzar el equipo, qué duda cabe que el Sevilla haría mal en no vender. Y yo creo que, a estas alturas, después de lo que hemos pasado –para mí, la venta de Reyes fue la más dolorosa, más que la de Alves–, esto lo entendería la afición sin problemas.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política